ajax-loader-2
Francesc-Marc Álvaro | Volver al paraíso
6593
post-template-default,single,single-post,postid-6593,single-format-standard,mikado1,mikado-core-2.0.4,ajax_fade,page_not_loaded,,mkd-theme-ver-2.1,vertical_menu_enabled, vertical_menu_width_290,smooth_scroll,side_menu_slide_from_right,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

10 ene 2021 Volver al paraíso

La vida es un tango y los eslóganes políticos pueden ser bumeranes. Los creadores del lema de Salvador Illa para los comicios del 14 de febrero no deben ser aficionados a Carlos Gardel, que cantaba eso de “bajo el burlón / mirar de las estrellas / que con indiferencia / hoy me ven volver”. No, la apuesta por el ministro como candidato a presidir la Generalitat no ha dejado a nadie indiferente, al contrario. Mientras, el mensaje de campaña del PSC me hace pensar en la famosa novela de H. G. Wells La máquina del tiempo : “Torna Catalunya”. Según Eva Granados, esta Catalunya “es la que hemos perdido por culpa del procés y la que está en riesgo cierto de no volver a existir si este continúa”.
 
Pero antes del procés , Catalunya no era el país de las maravillas ni el paraíso. En eso todo el mundo (vote como vote) puede estar de acuerdo, si hace memoria. Hay un documento que lo acredita, muy importante. Hablo del editorial conjunto que doce periódicos catalanes –también La Vanguardia – publicaron el 26 de noviembre del 2009, mucho antes de que la mayor parte del catalanismo se convirtiera en independentismo. En ese editorial, entre otras cosas, se decía que “nadie que conozca Catalunya pondrá en duda que el reconocimiento de la identidad, la mejora del autogobierno, la obtención de una financiación justa y un salto cualitativo en la gestión de las infraestructuras son y seguirán siendo reclamaciones tenazmente planteadas con un amplísimo apoyo político y social”. Han pasado más de diez años y este diagnóstico es perfectamente válido. El procés ha fracasado, pero los problemas que provocaban el malestar catalán todavía están ahí. Y no se solucionan con buenas palabras.
 

Antes del ‘procés’, Catalunya no era el país de las maravillas

 
En su vídeo de lanzamiento, Illa suelta la frase “vuelve el futuro”. Me mareo. Entre la teoría de la relatividad y la nostalgia por lo que no pudo ser, los socialistas catalanes harían bien en recordar que los incumplimientos repetidos de gobiernos del PSOE con Catalunya también forman parte del pasado funesto –no queremos volver a él– que nos ha llevado hasta este presente bloqueado. No todo es fruto solamente de la política de la cerilla del PP.

Etiquetas: